Home / Sintomas / Artritis reumatoide. ¡Cuánto hemos avanzado!
artritis reumatoide

Artritis reumatoide. ¡Cuánto hemos avanzado!

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune en la que por error el sistema inmunológico ataca– produciendo anticuerpos – a los tejidos del propio organismo; especialmente a las articulaciones.

La membrana sinovial que recubre la articulación se inflama, crece y erosiona el cartílago. Produciendo el dolor y la rigidez característicos.

 Los tratamientos medicamentos, cambios en el estilo de vida y cirugía– pueden disminuir o detener el daño en las articulaciones y reducir el dolor y la inflamación.

Complicaciones

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria crónica que puede afectar no sólo a las articulaciones. En algunas personas la enfermedad puede dañar una amplia variedad de sistemas como son: la piel, los ojos, los pulmones el corazón y los vasos sanguíneos.

Anemia, infecciones y pericarditis son complicaciones de la artritis reumatoide.

Las articulaciones son donde dos o más huesos se unen; como en las rodillas, los codos, las caderas o los hombros.

¿Cuál es la causa?

No se conoce exactamente la causa de la artritis reumatoide. Los genes, el ambiente y las hormonas pueden ser algunos de los factores.

Aunque los genes no causan la enfermedad si pueden hacerte más susceptible a los factores ambientales – como infecciones por ciertos virus y bacterias – que pueden desencadenar la enfermedad.

¿Cómo se diagnostica?

1.      Historial clínico y examen físico

El médico buscará ciertos síntomas propios de la artritis reumatoide:

  • las articulaciones están inflamadas, duelen, están calientes al tacto y presentan movilidad limitada;
  • nódulos o bultos bajo la piel;
  • el patrón de las articulaciones afectadas;
  • si has experimentado fatiga/ o una sensación general de rigidez, especialmente al levantarte por las mañanas.

2.      Análisis de sangre

  • Para detectar la presencia de un anticuerpo llamado factor reumatoide, que puede ser una señal de artritis reumatoide. (No obstante, el factor reumatoide se encuentra también en muchas personas que no tienen de artritis reumatoide).
  • Otras anomalías incluyen la anemia y una elevada velocidad de sedimentación globular media (VSG) o proteína C reactiva (PCR), las cuales indican presencia de inflamación.

Aunque estos análisis de sangre pueden ser útiles para establecer un diagnóstico, no hay una prueba única que pueda establecer /o descartar un diagnóstico de artrosis reumatoide.

3.      Diagnóstico por imagen: Rayos X

Los daños articulares – que pueden aparecer a medida que progresa la enfermedad- ayudan a confirmar el diagnóstico:

  • pérdida ósea en los márgenes de la articulación (llamadas erosiones);
  • pérdida de cartílago articular

Con los Rayos X se puede hacer un seguimiento de la progresión de la artritis reumatoide en tus articulaciones a lo largo del tiempo.

Consulta con un reumatólogo siempre que haya dudas sobre el diagnóstico.

La resonancia magnética y la ecografía pueden ayudar a tu médico a juzgar la severidad de la enfermedad.

La artritis reumatoide frente a la artrosis

No debe confundirse la artritis con la artrosis. La artrosis es una enfermedad degenerativa (hay un desgaste). La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria.

La inflamación es lo que puede dañar a otras partes del cuerpo también.

Características Artritis reumatoide Artrosis
Edad en la que se presenta esta enfermedad Puede presentarse a cualquier edad. Suele empezar entre los 30 y 40 años de edad.
Rapidez de la aparición de la enfermedad Relativamente rápida: a lo largo de semanas o meses. Lenta; a lo largo de años.
Síntomas en las articulaciones Las articulaciones duelen, están inflamadas y rígidas. Las articulaciones duelen. Pero no están inflamadas o apenas lo están.
Patrón de articulaciones afectadas Suele afectar a pequeñas/y grandes articulaciones a ambos lados del cuerpo (simétricamente). Tales como:

v  ambas manos,

v  ambas muñecas,

v  ambos codos

v   o en la base de los dedos de ambos pies.

Los síntomas suelen comenzar en un lado del cuerpo pudiéndose extender al otro lado. Los síntomas aparecen gradualmente y en general se limitan a un único conjunto de articulaciones. Por lo común:

·         los pulgares, y   las articulaciones de los dedos de la mano más cercanas a las uñas;

·         articulaciones que soportan grandes pesos (caderas y rodillas);

·         o la columna.

Duración de la rigidez matinal Dura más de 1 hora. Menos de 1 hora. La rigidez vuelve al final del día o después de periodos de actividad.
Síntomas que afectan a todo el cuerpo (sistémicos) Fatiga frecuente y sensación general de estar enfermo. Estos síntomas no están presentes.

Un buen diagnóstico es clave

La artrosis y la artritis reumatoide comparten algunas características similares. Pero cada una de ellas posee síntomas diferentes  y, sobre todo, requieren tratamientos distintos. De ahí que sea tan importante un diagnóstico preciso.

Artritis reumatoide y embarazo

La artritis reumatoide acostumbra a mejorar durante el embarazo. Desafortunadamente, esta menor inflamación de las articulaciones no se mantiene tras el parto.

Cuando la artritis reumatoide está activa durante el embarazo suelen usarse medicamentos esteroides para rebajar la inflamación. Ya que estos son el tipo de medicamentos que no tienen efectos adversos sobre el feto.

Prognosis. Colaboro con mi médico

Con un tratamiento temprano y agresivo las perspectivas para el paciente son muy halagüeñas. Se ha avanzado mucho en lo que llevamos de siglo. Los médicos se esfuerzan por controlar los síntomas a la par que previenen cualquier ataque de la enfermedad.

La enfermedad puede controlarse con el esfuerzo cooperativo de médico y paciente. La esperanza de vida aumenta cuando hay un tratamiento precoz y se hace un seguimiento de la enfermedad.

También es sumamente importante minimizar el estrés emocional. Por eso son tan importantes los grupos de apoyo en los que se discuten los problemas con otras personas y se aprende más sobre la enfermedad.

Check Also

dolor muscular

Dolor muscular. ¿Un dolor inmenso o soportable?

El dolor muscular, o mialgia, es un dolor muy común. Puesto que hay tejido muscular …

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies