Home / Sintomas / Lumbago ¿Cuándo consulto al médico?
Lumbago

Lumbago ¿Cuándo consulto al médico?

El lumbago es el dolor en la parte baja de la espalda  (zona lumbar). Afortunadamente, el lumbago mejora por sí sólo; pero si no lo hace hay tratamientos efectivos.

Si tu dolor no mejora en 72 horas deberías consultar a un médico.

¿Cómo es la zona lumbar?

La zona lumbar de la columna es una maravillosa obra de ingeniería en la que se interconectan huesos, articulaciones, ligamentos y músculos; todos ellos trabajando conjuntamente para proporcionar apoyo, fuerza y flexibilidad.

Pero esta estructura tan compleja es propensa a las lesiones y el dolor.

¿Cómo es el dolor del lumbago?

Se trata de un dolor por debajo de la cintura que:

  • Varía desde un dolor sordo que crece gradualmente; hasta un dolor repentino, agudo o persistente.
  • Puede viajar hacia abajo, por las nalgas; e incluso por una o ambas piernas.
  • Puede hacer difícil moverse o ponerse de pie erguido.
  • El dolor agudo puede durar desde unos días a unas semanas; mientras que se considera dolor crónico al que dura más de tres meses.
  • El ejercicio físico mejora la movilidad del paciente cuando el dolor es crónico. En cambio, está contraindicado durante la crisis aguda de dolor. Aunque más de un día o dos de reposo en cama puede empeorar el dolor y reducir el tono y la flexibilidad muscular.

Síntomas que requieren atención urgente

Debes acudir a un médico si además del lumbago tienes los siguientes síntomas:

  • Te duele mucho la espalda tras una caída/o una lesión.
  • No puedes controlar los esfínteres.
  • Sientes debilidad en las piernas.
  • Tienes fiebre.
  • Sientes dolor cuando toses/u orinas.

¿Quién no ha tenido lumbago alguna vez?

Por desgracia, casi todo el mundo – en algún momento de du vida – ha sufrido de lumbago. Los principales factores de riesgo son:

  • La edad (es más frecuente a partir de los 30 años de edad)
  • El sobrepeso.
  • El sedentarismo.
  • Trabajos que requieren levantar grandes pesos

Tu trabajo tiene la culpa

La causa más común del lumbago es un sobreesfuerzo muscular relacionado con:

  • un trabajo físico duro;
  • levantar peso o hacer un movimiento enérgico;
  • doblarse o girarse en una postura extraña;
  • permanecer demasiado tiempo de pie sin moverse;
  • permanecer todo el día sentado, especialmente si tu silla es incómoda o te sueles sentar mal.

Ciática

A veces el dolor lumbar (lumbago) está relacionado con un disco intervertebral: cada una de las almohadillas que separan una vértebra de otra en la columna vertebral.

Con la edad/o con las lesiones los discos se desgastan y un disco debilitado puede deslizarse y sobresalir de la columna (disco herniado). Los discos herniados son más frecuentes en la zona lumbar de la columna.

  • Si un disco presiona el nervio ciático el dolor puede bajar desde las caderas y las nalgas por cada pierna. Esto se llama ciática, el síntoma más común de una hernia de disco.

El bolso tiene la culpa

Aunque lleves el bolso/la mochila/el ordenador en los hombros es la zona lumbar la que soporta el peso: el peso del cuerpo y de cualquier peso adicional que lleves. Y esto un día tras otro.

Por eso, si sueles llevar mucho peso, considera el cambiar a una mochila con ruedas.

¿Eres un dominguero?

Excederte en el gimnasio/el campo de golf es una de las principales causas de lumbago.

Eres especialmente vulnerable si sueles llevar una vida sedentaria durante la semana y al llegar el fin de semana te pones a hacer ejercicio físico.

¡Ponte firme contra el lumbago!

Tu madre tenía razón al decirte que te pusieras recto:

  • Cuando te sientes echa los hombros hacia atrás y descansa los pies en un escabel.
  • Cuando estés de pie reparte el peso entre ambos pies.

Fortalecer los músculos de la espalda y poner buenas posturas es muy útil para prevenir el lumbago.

Check Also

dolor muscular

Dolor muscular. ¿Un dolor inmenso o soportable?

El dolor muscular, o mialgia, es un dolor muy común. Puesto que hay tejido muscular …

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies