Home / Tratamiento / Quimioterapia. ¿Cómo funciona?
Quimioterapia

Quimioterapia. ¿Cómo funciona?

Quimioterapia (quimio) suele referirse al uso de medicamentos para tratar el cáncer;  para matar las células cancerígenas.

¿Cómo funciona?

Hay muchos tipos, pero todos ellos funcionan de manera semejante:

Detienen la reproducción de células cancerígenas, lo cual previene que se multipliquen y se extiendan por todo el cuerpo.

¿Cuándo se emplea la quimioterapia?

La quimioterapia se utiliza para tratar el cáncer que se ha extendido o que hay riesgo de que lo haga.

Se puede aplicar para:

  • Tratar de curar el cáncer completamente (curativa)
  • Hacer otros tratamientos más efectivos. Por ejemplo, puede combinarse con radioterapia (quimio-radiación) o usarse antes de la cirugía u operación (neo-adyuvante)
  • Reduce el riesgo de que el cáncer vuelva a aparecer después del tratamiento inicial con radioterapia o cirugía ( adyuvante).

Elimina las células cancerígenas que puedan quedar todavía en el organismo.

  • Alivia los síntomas si la cura no es posible (paliativa)

La efectividad varía significativamente. Pregunta a tu médico a cerca de las posibilidades de éxito de este tratamiento para ti.

Tipos de quimioterapia

La quimioterapia puede ser administrada de distintas maneras. Tus doctores te recomendarán el que más convenga a tu caso.

Los tipos más comunes son:

  • Quimioterapia administrada por vena (quimioterapia intravenosa).- Usualmente se realiza en hospitales y requiere de un tubito que se inserta en una vena de la mano, del brazo o del pecho.
  • Quimioterapia en pastillas (quimioterapia oral).- Generalmente hay que tomar un ciclo de medicación en casa; pero se acude al hospital para revisiones periódicas.

Puede que te traten con un tipo o bien con una combinación de diferentes tipos de quimioterapia.

Habitualmente se administran varias sesiones de tratamiento distribuidas a lo largo de varios meses.

Tu plan personalizado

Antes de que tu tratamiento empiece el equipo que te atiende traza un plan general que señala:

  • El tipo  que se te administrará.
  • Cuántas sesiones necesitarás.
  • Con qué frecuencia necesitarás el tratamiento. Después de cada sesión hay que hacer una pausa para permitir que el cuerpo se recupere.

Tu plan de tratamiento depende de factores tales como el tipo de cáncer que padeces y de cuáles son los objetivos del tratamiento.

Efectos secundarios

Al igual que mata células cancerígenas también puede dañar células sanas del cuerpo: como células de la sangre, células de la piel y células del estómago.

Esto puede provocar una serie de molestos efectos secundarios tales como:

  • Sentirse cansado la mayor parte del tiempo.
  • Sentir náuseas y vomitar.
  • Perder el cabello
  • Mayor riesgo de contraer infecciones.
  • Aparición de llagas en la boca.
  • Piel seca, con picor o con llagas.
  • Diarrea o estreñimiento.

Pero muchos de estos efectos secundarios pueden prevenirse o ser tratados. Y la mayoría, si no todos, desaparecerán después de que el tratamiento termine.

Conclusión

Ser tratado con quimioterapia asusta a mucha gente. Pero saber cómo funciona y lo que puedes esperar te ayudará a calmar tus miedos. Incluso puede darte una mayor sensación de control sobre tu tratamiento contra el cáncer.

Check Also

Psicoterapia

Psicoterapia. Una ayuda para tus problemas

La psicoterapia ayuda a personas de todas las edades a llevar unas vidas: mucho más …

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies